Muchas personas se preguntan sobre donde guardar toda la información que generan y van teniendo a medida que pasa el tiempo.

Hace unos años no existían muchas opciones y se optaba por guardar toda la información en los discos duros de sus equipos, almacenamientos externos como DVDs o discos portables.

Hoy en día cada vez salen más opciones de almacenamiento en la nube al mercado y con precios bastante asequibles.

Pero… ¿Tan seguro es dejar la información subida en internet?

 

 

Vamos a ver primero los riesgos y desventajas de que tengas la información guardada en discos duros o directamente en tu ordenador:

 

  • Puedes perder el dispositivo donde tengas la información guardada.
  • Un virus en tu equipo o en cualquiera al que le dejes el dispositivo puede afectar a tu información y hacer que se pierda para siempre.
  • Si entiendes del tema y ves que hay un riesgo harás copias de seguridad pero es un tiempo extra y dinero que le vas a dedicar.
  • Los dispositivos de almacenamiento son bastante sensibles y se pueden estropear con cambios de temperatura, humedad, golpes… O directamente con el paso del tiempo y uso.

 

Las ventajas que ofrece tener toda nuestra información guardada en almacenamientos locales es que podemos acceder a ella tengamos conexión a internet o no. Pero pocas ventajas más podemos encontrar.
Y bien… ¿Por que no utilizar la nube?

 

El precio del almacenamiento en la nube baja de precio cada día y tenemos planes como 0.99€ mensuales por 50GB en iCloud o 100GB por 1.99€ al mes en Google Drive.
Si que uno de los mayores miedos a subir la información a internet y tenerla ahí guardada es que otras personas puedan acceder a ella o que en un futuro no podamos acceder.

Es cierto que el riesgo existe y por ello hay que elegir bien en quién confiar para dejar nuestros datos.

Hay muchos servicios como Google Drive, iCloud, DropBox… En los que se puede “confiar” en dejar nuestra información.

De todas formas ¿Hay que decantarse por un mundo 100% online u offline? No necesariamente.
En mi caso tengo bastantes TB utilizados en la nube pero para el día a día también tengo discos duros portables con información.

Lo mejor es utilizar las ventajas que ofrecen las dos posibilidades y hacerse con ellas.

Para tener copias de seguridad y archivos que no requieras de forma muy habitual puedes utilizar un almacenamiento en la nube mientras que para archivos muy utilizados puedes hacer un uso mixto de almacenamiento local y en internet.

¿En tu caso qué opción prefieres? ¿Por qué? Deja tu opinión en los comentarios.

Comparte :D

Publica un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked with *.